El lugar

Detrás de esta bella fachada clásica del siglo XVII,
el hôtel des Saints Pères guarda un tesoro artístico y de tranquilidad.

X
Book your stay
1 Adulto
menores de 12 años
de 0 a 3 años
Gratis para los niños menores de 12 años
Contacte con recepción
para cualquier información
+33 (0)1 45 44 50 00 Coste de las llamadas locales

The hotel des Saints Peres in Saint Germain des Pres

La bella fachada clásica del hotel fue construida en 1658 por Daniel Gittard, arquitecto de Luis XIV. Este edificio de apartamentos y mansión presenta algunas particularidades arquitectónicas para la época: raros frisos de óvalos a ambos lados del frontón de la fachada que da al jardín, sobriedad y fuerza de los marcos de las ventanas, gran claridad e interpretación del conjunto… Gittard parece que hizo ejercicios estilísticos para inventar un estilo francés contrapuesto al estilo barroco italiano en boga en el siglo XVII.

 

En 1666, Pierre Abraham, señor de Charange (asesor, mayordomo ordinario del rey Luis XIV e inquilino del primer piso de la mansión), encargó un fresco para decorar el techo. El resultado es un fresco de más de 40 m2 que representa una alegoría de la Virtud que corona el Buen Agüero bajo la mirada de la Inteligencia. Este fresco único, enmarcado por dovelas adornadas con motivos florales, se atribuye a la Escuela de Versailles.
 

 

The hotel des Saints Peres in Saint Germain des Pres

A principios de la década de 1980, Esprit de France compró el Hôtel des Saints Pères y realizó obras de reforma. Entonces se descubrió el fresco, en perfecto estado, en un falso techo, bajo el cual había estado oculto en el siglo XX. ¡Qué maravilloso descubrimiento! 

A pesar de la agitación de la calle, aquí reina una atmósfera apacible. El patio aporta luz natural a la mayoría de las habitaciones del hotel. Seguramente, es lo que explica que hotel siempre haya acogido a grandes figuras de la vida artística. Entre ellas están el pintor Francis Bacon, al que George Dubuffet visitaba regularmente; numerosos escritores, como Hervé Bazin, que visitaba a su editor Grasset; pianistas de renombre antes de sus conciertos parisinos, como es el caso de Alfred Brendel; el creador Tom Ford o Juliette Greco, figura de Saint-Germain-des-Prés.

 

Este edificio con tanta historia se convirtió en hotel tras la Primera Guerra Mundial. Por eso, dentro de muy poco el Hôtel des Saint Pères****, sito en el distrito VI, celebrará 100 años de tradición hotelera.